Como misión especial, el Vaticano llegará a México a finales de marzo para escuchar a víctimas de los casos de pederastia cometidos por sacerdotes.

De acuerdo con las autoridades eclesiásticas, al menos 271 sacerdotes han sido acusados por abusar de los niños en los últimos 10 años en el país.

Las reuniones se llevarán a cabo entre el 20 y 27 de marzo en la Nunciatura apostólica, para que las víctimas puedan narrar de forma privada lo sucedido, incluso establecer pláticas con obispos.

Con esto, el Vaticano busca que las iglesias de México reafirmen su camino.