Durante una conferencia de prensa en el Palacio Municipal, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se iniciará una persecución legal contra un “fraude monumental” de facturas falsas que equivalen al 30% de los ingresos del gobierno, y en el que estarían involucrados altos funcionarios de dependencias importantes.

El mandatario explicó que en la última década diferentes empresas del país se han dedicado a falsificar facturas mediante mecanismos de lavados de recursos “para no pagar por completo sus impuestos” y se estimó que equivalía “hasta el 30% de los ingresos del gobierno” lo que significa que se trata de “un fraude monumental”.

Al respecto, la titular de Sistema de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, aseguró que existe un primer paquete de denuncias contra 43 empresas factureras y 8 mil contribuyentes, personas físicas y morales que obstaculizaron ingresos a la Hacienda Pública de 55 mil 125 millones de pesos (unos 2 mil 240 millones de dólares).

La funcionaria precisó que participaron en el esquema de factureros 8 mil 212 empresas, que en su mayoría pagaron nómina, pero no los Impuestos Sobre la Renta (ISR).

AMLO también agregó que el fraude con facturas falsas participaron la Cámara de Diputados, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), partidos políticos, periodistas, gobiernos, funcionarios públicos, Radio y Televisión Hidalgo, el Club Atlas entre otros.