El programa “Aprende en Casa” beneficiará a 30 millones de estudiantes, sin embargo será un doble reto para los niños y niñas de las zonas rurales del país.