Jair Bolsonaro, Presidente de Brasil, responsabilizó al actor y ambientalista, Leonardo DiCaprio de los incendios forestales que asolan a la Amazonía, argumentando que todo es debido a las ostentosas donaciones que el estadounidense proporciona a los grupos ecologistas.

Bolsonaro alegó que las organizaciones no gubernamentales (ONG) son responsables de la quema de la Amazonía, porque su propósito es quedarse con parte de los 500,000 dólares que el actor dona a las campañas de conservación.

Leonardo ha respondido a tales acusaciones, a través de su cuenta de Instagram, donde niega haber financiado a organismos que provoquen incendios de la Amazonía y aseguró sentirse muy orgulloso de ayudar a los grupos que preservan ese ecosistema.

Ante tales acusaciones dos grupos ambientalistas que trabajan en el bosque también se pronunciaron al respecto, aseverando que lo único que se logra es “distraer al público de las políticas que conducen directamente a desastres como los ocurridos este año en el Amazonas”, señaló Wes Sechrest, presidente de Wildlife Conservation.