En el marco del cumpleaños número 83 del papa Francisco, ha revelado una noticia pendiente por mucho tiempo: se eliminan los secretos pontificios en casos de abuso sexual por parte de miembros de la iglesia católica.

Con esto, las víctimas y familiares podrán conocer el estatus real de los casos en los que se vieron envueltos por causas de abuso sexual, además de poder entregar los archivos a las instituciones civiles. Si bien esto ya había ocurrido, no siempre fue de dominio público, por ello se esperan nuevas evidencias que podrán determinar la culpabilidad de los agresores y con ello tomar las medidas pertinentes necesarias para hacer justicia.

Sin duda, un paso importante en la legislación del Vaticano.