Kantunilkín.- El orquideario de la comunidad de Solferino se ha convertido en un gancho turístico y económico para la familia Domínguez García al contar con 32 especies endémicas que reproducen para ponerlos a la venta al turismo que se dirige hacia la isla de Holbox.

María Teo Domínguez García, guía turístico en el orquideario, señaló que este tipo de plantas solo una vez al año producen sus flores, pero al existir diversas variedades, todo el año hay floración para que el turismo pueda conocer estas plantas que se consiguen en la selva de Solferino.

Comentó que las más comunes son las de ryncholaeliadigbiana, atasetumintegerrimun y lonopsisilricotaroides, entre otras nativas de la selva norte de Quintana Roo, específicamente en Solferino que se encuentran en peligro de extinción por eso la importancia de reproducirlas en este pequeño vivero donde han llegado importantes personalidades de la farándula.

Domínguez Rivero dijo que la orquídea más económica tiene un precio de 150 pesos pero hay más caras de hasta mil pesos. “Lo importante no es tanto la venta sino la reproducción debido a que se encuentran en peligro de extinción por la tala ilegal y los incendios forestales además de que el turismo siempre nos deja un recurso económico que sirve para darle mantenimiento al vivero”.