Kantunilkín.- Desde el año pasado, el Instituto Estatal para la Educación de los Adultos (IEEA) ofreció a Juan de Dios Nahuat Canché una oportunidad de empleo para ser asesor de braille pero, hasta la fecha sigue esperando.

Nahuat Canché es una persona que cuenta con discapacidad visual de ahí aprendió a leer y escribir el braille, es una de las pocas personas que cuenta con libros y las herramientas necesarias para poder escribir en esta modalidad.

Al enterarse de esto, la coordinadora del IEEA en este municipio, Diana Olivar, le prometió que sería asesor de braille para ayudar a otras personas con el mismo problema, incluso lo llevo en su oficina, pero solo sirvió para tomarse la foto ya que hasta la fecha no fue contratado.

En este sentido, Juanito (como más se le conoce) lamentó esta situación y desconoce si será contratado ya que no ha sido visitado de nueva cuenta por personal de la dependencia ya que es su única esperanza para poder obtener recursos, ya que vive solo en esta ciudad.