Tras los hechos ocurridos a la familia LeBarón, donde se registró el deceso de nueve integrantes de ellos, el Gobierno de México, en apego a los protocolos de seguridad internacionales, ha solicitado la participación del Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés).

Esta colaboración se realiza de manera estratégica para que la Fiscalía General de la República (FGR) cuente con los recursos necesarios para llegar con los responsables; sin embargo esto no significa que la injerencia del organismo estadounidense será absoluta, ya que entre otros detalles, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio a conocer que los elementos presentes no estarán armados.