El chhaupadi es una tradición que consiste en aislar a las mujeres que están menstruando, puesto que se cree que son impuras, se cree que están contaminadas y, además, atraerán la mala suerte a sus hogares.

Activistas de derechos humanos están presionando a las autoridades para que se cumpla la ley y que se castigue a los miembros de la familia que marginen a las mujeres, pero lastimosamente los pobladores siguen practicándolo.

Este tabú consiste en la construcción de una choza, en ella la mujer que está menstruando tiene que pasar la noche. La edificación no consta de un material en definido y por lo mismo muchas mujeres mueren de hipotermia, por la picadura de algún animal o por inhalar humo al intentar calentarse.

El mes de diciembre la muerte de Parbati Budha, de 21 años, propició la movilización de las autoridades. Arrestaron al cuñado de la joven, quien había sido el responsable de enviarla a dormir a la fría choza.

Parbati se había casado hace año y medio, y como la tradición dicta, se fue a vivir con la familia de su esposo. El responsable se encuentra en prisión y podría enfrentar una pena de tres meses por violar la Ley chhaupadi.

Las autoridades de Nepal están trabajando arduamente para que casos como este no se sigan repitiendo. Han ordenado destruir las chozas y el Ministerio de Interior nepalés ha indicado que de seguir violando la ley y practicando el chhaupadi se les retirará la ayuda gubernamental.