Mucho se ha cuestionado sobre qué pasará con los conciertos en México luego de que autoridades anunciaran la nueva normalidad, y algo que es muy cierto es que nada volverá a ser como antes.

Las medidas de higiene y sana distancia que se han implementando en el país y en el mundo para mitigar el coronavirus transformarán la industrial del entretenimiento en vivo, en donde se apreciará una reducción en los aforos, desinfección exhaustiva de los lugares, así como promoción de los eventos en línea.

La industria del entretenimiento, junto con la de turismo, aeronáutica y automotriz, han sido las más golpeadas durante estos casi seis meses de pandemia.

De acuerdo con PwC en su publicación Entertainment and Media Outlook México 2016-2020, lo ingresos totales de la música en vivo para el país fueron de 225 millones de dólares en 2019 y se pronosticó que aumentarían hasta 276 millones de pesos en 2020, pero no fue así.

Promotoras de entretenimiento como Ocesa, Dorado Music Group y Boletia tuvieron que cancelar todos los eventos programas de marzo, abril, mayo, y se pronostica –de no mejorar la actual situación– que los que restan del año sean pospuestos o en casos más extremos, cancelados.

La crisis sanitaria no solo ha dejado en ceros durante estos meses a las empresas de entretenimiento, sino que también se desconoce el futuro de ellas.

México le apuesta al streaming

Por ahora las empresas de entretenimiento han tenido que apostarle a los eventos en línea, movimiento que nació de los mismos artistas para no perder engagement.

Promotores como Boletia y Dorado Music Group coinciden en que el contenido tendrá que ser más atractivo a través de estas plataformas para que los fanáticos no se aburran o pierdan el interés tan rápido.

“La industria no va a volver a la normalidad, pero creo que sí va a ser algo muy bueno para todos los que formamos parte, si vemos una revolución en la industria como lo hubo en la música cuando vino Napster, Spotify y demás. El modelo económico va a cambiar y creo que el principal beneficiado va a ser el fan y todos los que somos parte de la industria tenemos que ver de qué manera mantenernos motivados e incentivados para seguir aportando con lo que pagan de covers y demás, a que la industria siga evolucionando” dice Joshua Francia, el CEO de Boletia.

El futuro del entrenamiento

Una sala de conciertos en Países Bajos reabrió sus puertas para demostrar que se puede pasarla cool –aunque con algunos cambios- en esta nueva normalidad.

Doornroosje, una sala de conciertos ubicada en la ciudad de Nijmegen, en los Países Bajos, tan solo nos explicó -tantito- cómo serán las próximas noches de fiestas y conciertos en México: bailar sentados.

El evento llamado Social D (ist) ancing de Doornroosje permitió que ocho Dj’s tocaran durante 19 minutos cada uno frente a un gran público de 30 personas sin cubrebocas – según los lineamientos de salud de gobierno neerlandés- que disfrutaron de música en vivo por casi 2 horas y media con sillas a metro y medio de distancia y la posibilidad de bailar sentado.

Sinceramente extrañaremos escabullirnos entre la multitud para llegar hasta el escenario.

¿Crees que en México se realicen eventos así?