Los policías en el país se enfrentan a duras condiciones laborales, casi la cuarta parte de los elementos en todo el país no están armados.