Un mapeo sobre los impactos de COVID-19 detectó que hasta el 14 de junio, 214 grupos  indígenas y negros de 12 países de América Latina han sido alcanzados por la pandemia y se espera que los casos aumenten en la región, según una investigación realizada por el Programa Universitario de Estudios de la Diversidad y la Interculturalidad (PUIC) de la UNAM.

Nemesio Rodríguez, investigador de la sede Oaxaca del programa, explicó que desde abril empezaron a recibir información sobre contagios y decesos por COVID-19 por parte de las organizaciones y movimientos de los pueblos.

Señaló que la pandemia en estos grupos es peligrosa, ya que en algunos casos pueden llegar a la desaparición y en otros se podría hablar de genocidio, por la actitud de las autoridades al respecto.

También destacó que en los lugares donde se encuentran estos grupos se sobrepone la economía a la vida y a salud.

La reporte se actualiza cada 15 días y será incorporado al Banco de Datos sobre Salud de personas indígenas y negras de América Latina.