Es una realidad, el conejo común o conejo de monte ha sido declarado oficialmente en peligro de extinción. Nos estamos acabando el mundo.