El ineficiente sistema jurídico ha dejado vulnerables a cientos de mujeres y familias en México.