Cozumel.- Un 35 por ciento de los más de 500 comercios afiliados a la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) en Cozumel, no volverá a abrir sus puertas, debido a la crisis económica que provocó el confinamiento por el COVID-19, estimó el presidente de este organismo, Eduardo Morales Rivas.

“La mayoría son micro empresarios que vivían al día y tenían a cargo a menos de 10 empleados, por lo que apenas concluya la campaña de Sana Distancia, será muy difícil que vuelvan a laborar”, reconoció.

De los negocios restantes, refirió que en su mayoría se están preparando con medidas de seguridad e higiene a implementar cuando se reanude la actividad económica en esta ciudad, la cual sería tentativamente a partir del próximo 1 de junio.

En este sentido, dijo que el sector empresarial no volverá a ser igual, por lo que la apertura de los negocios se tendrá que dar bajo rigurosas medidas preventivas, para proteger a empleados y consumidores.

Morales Rivas recalcó que el uso del cubrebocas será obligatorio, así como los filtros de sanidad a la entrada de los comercios, a la par de implementarse el limite de personas en el interior del establecimiento.