La educación sexual integral ayudará a los jóvenes a recibir una educación sexual digna, a reducir las violaciones, embarazos no deseados y prevenir enfermedades de transmisión sexual.

Por lo tanto, la aprobación del Pin Parental violará los derechos humanos de los menores, prohíbe el acceso a la información y representará un retroceso en educación, aseguran organizaciones civiles.

La educación sexual integral no debe ser decisión de los padres

Luego de la presentación de la iniciativa del Pin Parental impulsada por el diputado Martínez Arcile, presidente de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, en la que se pretende dar a los padres el derecho a decidir si sus hijos reciben o no clases de educación sexual está generando muchas opiniones.

De acuerdo con un estudio elaborado por el Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM) Cancún, cerca de la mitad de los jóvenes de educación media superior no reciben una educación sexual adecuada.

La poca información que los jóvenes consultan es a través de internet o con sus docentes, algo que nos indica lo importante que es la educación sexual integral.

De más de 1,775 estudiantes encuestados de entre 17 a 20 años, la mitad dijo no recibir educación sexual.

Las cifras

El 84% de los jóvenes encuestados comentaron que tienen pareja, de ellos la mitad ya inició su vida sexual. Las mujeres iniciaron su vida sexual activa entre los 15 y 19 años, mientras que los hombres entre los 12 y 14 años.

Sin embargo, a pesar de que las edades son muy tempranas, otro de los resultados que más alertó a los encargados del estudio, son las fuentes a través de las cuales los jóvenes se educan sexualmente.

El 42% de las mujeres y el 36 por ciento de los hombres, aseguraron ser consumidores de pornografía para aprender sobre relaciones sexuales.

Además, reveló que las personas con las que han tenido relaciones sexuales son: parejas, amigos, desconocidos, familiares, esposos, docentes y servidores sexuales.

Para finalizar, se descubrió que las personas mayores persuaden a los menores para tener relaciones sexuales. Pues el 11.4% de las mujeres y 4.7% de los hombres tuvieron su primera relación sexual con una persona mayor de 20 años.

La educación sexual integral no es una decisión que deba estar sujeta a los ideales, creencias o convicciones religiosas.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: PIN PARENTAL ES UN RETROCESO EN EDUCACIÓN Y DERECHOS HUMANOS: ORGANIZACIONES