Con la intención de evitar el daño ambiental de la obra del Tren Maya, El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) pondrá a disposición de los desarrolladores los resultados de sus investigaciones de esa zona de México, pues cuenta con información que servirá como base para cubrir necesidades del proyecto.

Se firmará un convenio entre Ecosur y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para que los investigadores de Fonatur sean asesores y para agregar proyectos específicos, informó Mario González Espinosa, director de Ecosur.

González Espinosa dijo que el proyecto del Tren Maya tiene necesidades inmediatas pero también tendrá necesidades permanentes, pues al impactar directamente a la vida de la región será necesario mantener evaluaciones prospectivas y de información. También aseguró que Ecosur cuenta con experiencia en el trabajo con comunidades, uno de los principales retos de esta obra.