Miles de personas en nuestro país trabajan en condiciones desfavorables; las empresas los discriminan por su condición física, racial o género. ¡Todos meremos las mismas oportunidades!