¡Tenemos algo bueno que celebrar!, se aprobó la reforma para terminar con la brecha salarial que enfrentan las mujeres hoy en día. 

En esta se establece que las instituciones y empresas públicas y privadas deberán remunerar de igual forma a mujeres y hombres que desempeñen un mismo trabajo, el propósito es terminar con la discriminación hacia la labor de las féminas y darle el valor que realmente merece.

Con 400 votos a favor, la Cámara de Diputados la envió al Senado de la República para su análisis y se esta en espera de que sea ratificada. De ser aprobada, esto representaría un triunfo y un gran progreso en materia de los derechos de la mujer.