La legisladora y diputada local de Quintana Roo, Sonia López Cardiel, propuso la modificación de algunos puntos del Código Penal y la Ley de Salud del estado, para esterilizar a las mujeres que soliciten un segundo aborto, como método anticonceptivo definitivo.

En palabras de la diputada local de Quintana Roo, esta medida apoyará la salud de las mujeres, pues practicar el aborto representa un “desgaste para su salud física y mental”.

Esta propuesta buscará también disminuir la cantidad de niños en situación de desventaja social, pobreza extrema y falta de educación.

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos y el colectivo Marea Verde de la entidad, calificaron como discriminatoria esta iniciativa, ya que limita la planificación familiar, derecho y autonomía de las mujeres.