En Cozumel el dinero destinado a atender la violencia de género pagó hasta cursos de modelaje.