Durante el 9º Congreso Nacional de Investigación en Cambio Climático, autoridades ambientales estatales y federales reprobaron el intento de “pigmentar” el mar del Caribe mexicano, debido al anterior arribo excesivo de sargazo.

Recuperar el azul turquesa que perdió la costa de Quintana Roo, es parte de los esfuerzos por extraer los restos de sargazo que yacen en el lecho marino.

De acuerdo con las investigaciones del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, meter cuestiones artificiales como la talofita, pondría en riesgo aún más el ecosistema costero; ante lo cual ya hay varias investigaciones en curso para definir la utilidad que se le dará y así aumentar el conocimiento para tomar las mejores decisiones.