¡No es flojera y tampoco es cuestión de echarle ganas!
La depresión es un trastorno mental y no se quita con un “alégrate y ya”