En este día Día del Padre queremos hablarte sobre las paternidades ausentes y de cómo afectan el desarrollo emocional de las y los niños.

Para ello nos dimos a la tarea de consultar a una especialista, quien también nos habló sobre las consecuencias en la vida adulta.

Primero que nada, es importante saber que una paternidad ausente no necesariamente está ligada al abandono, pues también puede darse incluso con el padre físicamente presente.

Te puede interesar: ¿Hijos? Esto cuesta tener un bebé en México

Jared Alejandra Magaña Cobá, psicóloga y Coordinadora de Acompañamiento Emocional de CIAM Cancún, explicó a Mar de Fondo sobre los tipos de ausencias.

De acuerdo con la especialista existes dos: física y emocional. La primera está ligada al abandono, mientras que la segunda se enfocada en la ausencia de cariño.

Ambas, dijo, tienen las mismas repercusiones en el desarrollo emocional de las y los niños, tales como:

  • Autoestima baja
  • Inseguridad
  • Falta de pertenencia
  • Depresión
  • Desarrollo acelerado
  • Deserción escolar

No obstante, precisó, esta es solo una pequeña lista de las múltiples formas en las que este padecimiento suele presentarse.

Paternidades ausentes en la vida adulta

Estos efectos suelen replicarse hasta la vida adulta, donde se materializan en las relaciones humanas y de trabajo.

“Una paternidad ausente también repercute en la vida adulta. En relaciones poco saludables, de violencia, un miedo al abandono que impide alcanzar una estabilidad”, dijo Magaña.

La entrevistada aseveró que los niños que crecen sin una figura paterna lo hacen creyendo que eso les sucedió porque algo hicieron mal, de ahí que siempre quieran complacer a alguien porque sienten necesidad de ello.

“Estamos hablando de personas que siempre buscarán polaridades. Es decir, o es un adicto al trabajo porque siempre quiere satisfacer al jefe, o nunca logra obtener empleos estables por su inestabilidad emocional”.

Por ello, dijo, es importante acudir a terapia en cuanto alguno de estos signos de alerta se presente.

¿Cómo sustituir a un padre ausente?

Sobre cómo solucionar este problema, Magaña dijo que la manera más fácil es siempre educar y hablar desde el amor.

En el caso del abandono, por ejemplo, hablar siempre con la verdad al niño y dibujarles una figura paterna idónea para su desarrollo, independientemente de todo.

“Es muy importante siempre hablar con la verdad. Decirle a nuestros hijos: papá no está, pero qué te gustaría que hiciera si él estuviera aquí. Es decir, dibujar en el menor la figura paterna”.

Sobre la ausencia emocional, Magaña dijo que esta recae en el padre directamente, quien no expresa sus sentimientos por seguir estereotipos de género, falta de liquidez económica o por reflejo de su niñez.

Es decir, hombres que crecen creyendo que expresar amor es solo cosas de mujeres o que los hace débiles.

Sin embargo, también hay quienes no tienen siquiera tiempo para ello, debido a que son los únicos proveedores de casa.

“Este Día del Padre no solo debe festejarse a quien tiene el título, sino a los abuelos, tíos, hermanos, todas aquellas personas que suplen esa figura”, recomendó la especialista.

Te puede interesar: Violencia para educar: 3 de cada 10 padres en México la usan