Cada 30 de abril se celebra el día del niño en México, sin embargo esta población no está segura en el país, pues son una parte de la población más vulnerable y más en el contexto de pandemia.

Esta fecha no es la misma para todos los países, ya que la ONU sugirió a cada país elegir la fecha que mejor les convenga para esta celebración.

¿Por qué celebramos el Día del Niño?

Como muchos sabemos, existe un día en especial, dedicado a los niños, el cual en México se conmemora cada 30 de abril.

Sin embargo, millones de niñas y niños mexicanos no tienen nada qué celebrar.

Por una simple razón: todos sus derechos son vulnerados y la pandemia de COVID-19 ha empeorado las difíciles situaciones en las que ya vivían.

Ser niño debería de ser la etapa más feliz y reconfortante de cualquier ser humano, es justo en ella cuando se requiere de cobijo y afecto.

Pero es doloroso y preocupante conocer la realidad que viven gran número de niños en nuestro país.

Las medidas tomadas por la sociedad y el Gobierno derivadas de la aparición del COVID-19 en nuestro país han incrementado la violencia en ese sector.

La incidencia de actos de violencia al interior de las familias va en aumento, siendo las mujeres y los niños los más afectados.

De acuerdo con datos del SESNSP, 2020 cerró con el mayor número de denuncias por violencia familiar desde que se tiene registro: 220 mil 28.

Es decir, que se abrieron en promedio 603 carpetas de investigación al día, 25 cada hora del año.

Día-del-niño-México

Además, el cierre de escuelas ha provocado la disminución en la detección y denuncia de abuso en los menores.

Según estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil con 5.4 millones de casos por año.

El organismo reveló que el 60% de los casos, el victimario es una persona cercana a la familia, incluidos familiares directos.

Lamentablemente, la vivienda, que debería ser el lugar más seguro en todo sentido para los infantes, se ha convertido en el lugar de mayor riesgo.

La problemática no termina ahí, el país ocupa el deshonroso primer lugar en contenidos de pornografía infantil y de distribución.

Con este panorama, ¿a dónde vamos a parar?

La ONG Save the Children reveló que millones de menores de edad ven vulnerados sus derechos humanos y son víctimas de la violencia en un país que no atiende sus necesidades.

Según sus propias cifras, alrededor de 20 millones viven en condiciones de pobreza que les impiden acceder a garantías básicas como una buena salud, nutrición, educación y vivienda digna.

Día-del-niño-México

Esta misma situación expone a más de 3.3 millones de menores a trabajar a corta edad a abandonar la escuela.

También aumenta el riesgo de que sean víctimas de reclutamiento forzado por el crimen organizado o por redes de trata y/o pornografía infantil.

Lamentablemente, eso no es todo, ya que estamos en un país ‘que maltrata y asesina la niñez’.

Pues al menos 6 de cada 10 niñas, niños y adolescentes ‘reciben castigos corporales y humillantes en sus casas de forma de crianza’.

La deserción escolar, la explotación, pornografia y abuso infantil es una realidad en nuestro país.

Cada día, 4 menores son desaparecidos y 3.6 asesinados, así lo informó la la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) en su informe 2019 sobre la violencia contra la niñez.

Ser niña, niño o adolescente presenta un peligro en un país que no se preocupa por esta población.

¿Qué hace falta para que esta parte de la población sea protegida en México?

Te podría interesar: ¡MÁS CUIDADO CON LAS “FAKE NEWS”!