A través de un cartel difundido en redes sociales, un repartidor de comida en Quintana Roo se dio a conocer tras enviarle un emotivo mensaje a ladrones que se llevaron su motocicleta.

El cartel, que además es escrito a mano y plumón, la víctima aseguró que hace desde hace un año se encuentra desempleado y se vio en la necesidad de comprar el vehículo a pagos para trabajar como repartidor en la plataforma Rappi y Uber Eats.

A pesar de contar con una fuente de ingreso, esta no le es suficiente para mantener a su esposa e hija, que por el momento se encuentran con familiares debido a la grave situación económica que se pasa la víctima.

También explica que hace poco menos de un mes sufrió un accidente, por lo cual tuvo que pedir dinero prestado para pagar la deuda del hospital y sacar la moto del corralón.

Por ello, pidió a los ladrones que le devuelvan su motocicleta marca Yamaha 125, color blanco para poder solventar sus gastos y trabajar honradamente.

Al final del cartel, el hombre anotó su teléfono celular para poder ser localizado y suplicó a las personas que se llevaron la motoneta, la dejen en algún parque cercano al sitio donde colocó el cartel.