Ocho personas del sexo masculino fueron detenidas, así lo informó la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo.

Policías ministeriales lograron aprehender a ocho personas que no pudieron acreditar la legal posesión de siete animales exóticos, algunos considerados en peligro de extinción.

Según informes emitidos por las autoridades, todo fue producto de denuncia ciudadana y al proceder a confirmar dichas acusaciones, los policías descubrieron que los animales eran exhibidos en un establecimiento, en una de las avenidas principales de Playa del Carmen.

Una pantera negra, un tigre de bengala albino, un tigre de bengala, un jaguar pinto, un león africano y dos monos, fueron los ejemplares rescatados y trasladados a las instalaciones de la Fiscalía General de Solidaridad para ser entregados a las autoridades ambientales para su protección y cuidado.