Un nuevo fenómeno pone en alerta a los corales en arrecifes de Cozumel.

Se trata de colonias de cianobacterias que fueron detectadas recubriendo las estructuras coralinas y que podrían ser tóxicas para el arrecife de coral.

La doctora Norma Patricia Muñoz Sevilla, del Centro Interdisciplinario de Investigaciones y Estudios sobre el Medio Ambiente y Desarrollo (CIIEMAD) del IPN, realizó el hallazgo del algodoncillo sobre las colonias cuando se encontraba buceando en el área.

Tomó fotos y vídeo y posteriormente envío el material gráfico a la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, en donde se concluyó que se trataba de cianobacterias.

Aún se desconoce su origen y causa, la doctora mencionó que puede estar relacionada con el aumento de la temperatura, con la presencia de otras especies que recubren el coral o con la calidad del agua que es afectada por las descargas residuales y grises, así como la llamada “marea marrón”, resultado de la descomposición del sargazo que se acumula en las costas.