De acuerdo con el Movimiento Ecologista de México, más de 60 hectáreas de grandes árboles fueron talados por maquinarias con el propósito de utilizar esa superficie para el programa federal “Sembrando Vida” en Bacalar.

Uno de los miembros del Movimiento, Alejandro Dush, denunció que el predio pertenece a la regidora Trinidad Guillén Núñez, quien es pareja de Juan Manuel Herrera, comisario del ejido de Aarón Merino Fernández, y la persona encargada de aprobar el ecocidio.

El programa federal “Sembrando Vida” busca plantar árboles frutales y maderables, y dar empleo a campesinos.

Alejandro Dush lamentó la perdida de tantos árboles, que tardaron años en alcanzar su tamaño y que eran el hogar de pájaros, mamíferos, insectos, reptiles, y otras especies.