Felipe Carrillo Puerto.- Un total de 850 negocios de esta ciudad y de las zonas rurales serán sanitizados para que de manera paulatina empiecen a funcionar, pero tendrán que cumplir los protocolos de la nueva normalidad exigidos por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

El director de participación ciudadana, Adán Campos Contreras, recordó que autoridades federales y estatales autorizaron la reapertura de establecimientos y actividades consideradas como no esenciales, que durante la contingencia sanitaria a causa del COVID-19 se habían visto en la necesidad de mantenerse cerrados por más de dos meses.

Indicó que a través de una empresa particular se llevará a cabo la sanitización de un promedio de 800 negocios, de los cuales 455 son de comercios afiliados a la Cámara Nacional de Comercio; y el resto forma parte de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) y centros de culto religioso.

Finalizó diciendo que debido a la condición económica que atraviesan los comerciantes por el tiempo que mantuvieron sin operar, los gastos de desinfección y certificación estarán corriendo a cuenta del gobierno municipal y se prevé que estas jornadas se estén realizando de forma mensual en los comercios de esta ciudad.