Expertos descubren ciudad maya hundida en lago. Pero cómo empezó todo. Hace cientos de años, en medio del lago Atitlán se asentó una compleja ciudad maya que levantó templos, plazas, casas y estelas hasta que, súbitamente, las mismas aguas que le daban sustento la dejaron hundida.

Así surgió un sitio arqueológico sumergido que es explorado por expertos internacionales de la Misión del Consejo Consultivo Científico y Técnico, de la Convención UNESCO 2001, sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático.

En el hallazgo participó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México y el Ministerio de la Cultura del territorio guatemalteco.

La hipótesis de los expertos sobre el colapso de la isla es que, dado que el lago Atitlán es el cráter de un volcán que se levanta a más de 1,500 metros sobre el nivel del mar. Pudo ser un evento natural vinculado con la actividad volcánica lo cual causó que la isla colapsara desde su parte inferior. Aumentando al mismo tiempo el nivel del agua y orillando a los habitantes a huir.

En el cuerpo de agua encontraron diversos objetos cerámicos y líticos. Actualmente el sitio arqueológico es conservado gracias a la vigilancia de los habitantes de Santiago Atitlán y de los pueblos cercanos al lago. Además, el buceo irregular en él está prohibido por el Gobierno de Guatemala.

Sigue leyendo: CAMINOS BLANCOS: NUEVO ESTUDIO REVELA “LA GRAN AUTOPISTA MAYA” QUE CONECTABA TEMPLOS Y CIUDADES