Kantunilkin.- Sin uniformes comunes y totalmente descalzas, así disputaron un partido de softbol femenil “las diablitas” de Yondzonot quienes tienen tres años de impulsar este deporte, de esa singular forma llamando la atención en toda la Península de Yucatán.

Esto provocó que el estadio se llenara totalmente, la afición quería conocer a “las diablitas” cuyo equipo empató a cinco carreras con una escuadra local, incluso el público le demostró su apoyo al cuadro visitante.

Jugadoras como Alejandra Tuz, Fatima May, Luciana May, entre otras, relataron que empezaron a jugar en su comunidad ya que por las tardes no tienen nada que hacer y buscan la forma de distraerse jugando beisbol “pero con maderas y una pelota de hule”.

“Fue así que un día nos decidimos a jugar en un torneo pero sin olvidar nuestro terno y sin zapatos, porque nos lastima, nos han patrocinado uniformes pero no nos gusta, así empezaron y así vamos a seguir jugando donde se pueda porque somos mayeros orgullosos de nuestras culturas y tradiciones” indicaron.