Para muchas personas los insectos pueden resultar asquerosos y molestos, sin embargo es bien sabido que son esenciales para nuestro ecosistema. ¿Por qué? porque gran parte de éstos animalitos se encargan de polinizar las flores, por lo cual sin ellos se acabaría gran parte de la flora y la fauna como la conocemos ahora.

desaparicion_insectos

Es esencial y urgente reconocer su importancia ya que comprenden alrededor de dos tercios de todas las especies terrestres y si desaparecieran del mundo experimentaríamos un colapso catastrófico.

Científicos de la Universidad de Sydney realizaron una revisión exhaustiva de 73 informes históricos de disminución de insectos en todo el mundo, los resultados de su investigación publicados en al revista científica Biological Conservation apuntan que 40% de los insectos están disminuyendo rápidamente y una tercera parte está amenazada por la extinción; es tan alarmante que estiman que en 100 años no quedará ningún insecto.

Los grupos de insectos afectados no solo incluyen los que ocupan nichos ecológicos particulares, sino también muchas especies comunes, como las abejas, mariposas y las polillas.

Por otra parte, el 75% de los alimentos que consumimos depende de los insectos. Por ejemplo, si no tuviéramos más abejas se extinguirían con ellas productos como las mieles, además de que muchos otros alimentos se verían afectados.

Los datos del estudio señalan que la intensificación de la agricultura en las últimas seis décadas es la causa “fundamental del problema al uso de pesticidas sintéticos“. Un comportamiento que se repite alrededor del mundo. Por este motivo, concluye: “A menos que cambiemos nuestras formas de producir alimentos, los insectos en su conjunto van camino de la extinción en unas pocas décadas”.

Otros de los principales impulsores de la disminución de especies, son la pérdida de hábitat y su conversión a la urbanización; la contaminación; así como factores biológicos, incluyendo patógenos y especies introducidas; y, finalmente, el cambio climático.

Por: Fabiola C.