La pandemia de coronavirus ocasionó un retroceso en la participación económica y en los derechos laborales de las mujeres, al inhibir los avances de una década.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dijo este mes que la COVID-19 ha “profundizado los nudos estructurales de la desigualdad de género”.

¿Por qué se perdieron derechos laborales de las mujeres?

De acuerdo con la funcionaria, en 2020 se redujo 6 por ciento la participación de las mujeres en el mercado de trabajo de América Latina.

Te puede interesar: ¡URGE MEJORAR LOS PROTOCOLOS DE PROTECCIÓN A MUJERES!

Al finalizar el año, añadió, 46 por ciento de las mujeres estaban en un empleo o buscando uno. Como resultado, la pandemia amplió hasta 22.2 por ciento la tasa de desocupación femenina en la región.

Ignorar esta situación podría llevar a 23 millones más de mujeres a abultar los indicadores de pobreza, para un total de 118 millones de pobladoras en América Latina en esta condición.

Algunas propuestas que podrían aminorar el problema son políticas industriales con perspectiva de género, de acceso a la mujeres a la digitalización.

Además de formar una economía de cuidado para evitar que este sea un impedimento en el acceso al trabajo.

Bárcena recordó que antes de la pandemia, las mujeres ya dedicaban tres veces más de su tiempo que los hombres al cuidado, carga que seha disparado con el COVID-19.

Con el fin de cuidar a los niños muchas mujeres “se han tenido que salir del mercado laboral porque tienen que dedicarse a las tareas del hogar”, dijo.

Problemas en el mercado laboral

La funcionaria reconoció también que las mujeres enfrentan otros problemas en el mercado laboral que van desde las brechas salariales hasta la segmentación del trabajo.

En este último, por ejemplo, señaló que las mujeres de América Latina se ocupan en sectores de alto riesgo con la pandemia.

Se trata de rubros que ignoran el distanciamiento físico, además de implicar menor acceso a la seguridad social.

En cuanto a la remuneración económica, Bárcena citó el caso del área de la salud, donde las mujeres ocupan el 73.2 por ciento del total del personal.

Sin embargo, la brecha salarial con los hombres es de 23.7 por ciento, aún cuando ellas prácticamente sostienen ese sector laboral.

¿Hasta cuándo habrá equidad de género?

Te puede interesar: TIPIFICAN CERTÁMENES DE BELLEZA COMO VIOLENCIA SIMBÓLICA HACIA LAS MUJERES