La jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de México, Raquel Buenrostro, se encuentra lista para presentar denuncias penales y aplicar la ley de forma estricta contra algunas de las compañías mas grandes que operan en el país y que evaden sus responsabilidades tributarias. 

En una entrevista, la titular comentó que las administraciones anteriores fueron demasiado tolerantes con las empresas más poderosas, privando al país de los ingresos necesarios.

“Antes había defraudación fiscal y nunca se le dio vista al procedimiento penal”, continuó.

También anunció que hasta el momento existen “cuatro o cinco” compañías acusadas por fraude fiscal en solo este año, aunque no reveló qué compañías enfrentaban los cargos, informó que los mayores deudores vienen de sectores como acero, alimentos, automóviles, productos farmacéuticos, finanzas, minería, venta minoristas y energía.

“Ahorita los empresarios ya saben que si cometen defraudación fiscal, se tendrá que abrir el procedimiento penal”, agregó.

Aunque existen varias firmas que se están poniendo al día en sus responsabilidades tributarias como la empresa mexicana FEMSA, la japonesa Toyota y las estadounidenses Walmart e IBM, hay otras que mantienen diferencias como las empresas canadienses.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció que cuenta con un presupuesto ajustado, y prometió que no habrá nuevos impuestos en sus primeros tres años al mando, por lo que pretende aumentar el ingreso a través de una recaudación más eficiente y ha amenazado con exponer a 15 compañías que supuestamente deben 2 mil millones de dólares.

¿Crees que ocurra?