La democracia tiene importancia fundamental en la formación de cada persona como parte de la ciudadanía y del estado democrático.

El 8 de noviembre de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció que cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia.

Este día se basa en la inclusión, la igualdad de trato y la participación y sirve para recordar que este concepto es un elemento fundamental para la paz, el desarrollo sostenible y los derechos humanos.

Retos de la democracia

En el contexto de la pandemia se han agravado algunas problemáticas ya existentes, por lo tanto desde la ONU se han planteado los siguientes problemas a vencer en este tema:

  • La represión de la libertad de expresión y de prensa en un contexto donde ya se está reduciendo el espacio cívico;
  • El arresto, la detención, el enjuiciamiento o la persecución de opositores políticos, periodistas, personal médico y de salud, activistas y otros por supuesta difusión de “noticias falsas”;
  • La ciberpolicía agresiva y una mayor vigilancia en línea;
  • El aplazamiento de las elecciones, que plantea graves problemas constitucionales en algunos casos y puede provocar un aumento de las tensiones.

El origen

Su origen se remonta a la Antigua Grecia, a los siglos VII y IV a.C. en Atenas, donde el gobierno y las decisiones eran tomadas por la Asamblea, constituida por ciudadanos libres.

Esta situación dejaba de lado a los esclavos, las mujeres y los extranjeros de la participación política, ya que a la Asamblea tenía acceso sólo el 25% de la población.

Sin embargo, en la plaza pública toda la población tenía derecho a discutir acerca de los temas de interés común.

El término “democracia” proviene de las palabras griegas “demos”, es decir, las personas, y “kratos” que significa poder.

A grandes rasgos, la democracia puede ser definida como “el poder del pueblo”: una forma de gobernar que depende de la voluntad del pueblo.

Por lo tanto, no es la autocracia o la dictadura, donde una persona gobierna; y no es oligarquía, donde lo hace un pequeño segmento de la sociedad.

democracia-vida-diaria_mar_de_fondo1

¿Cómo participas en la democracia?

Ser parte de una ciudadanía democrática significa involucrarse de manera comprometida en la organización y el gobierno de nuestro país y nuestra comunidad.

Hoy en día hay tantas formas diferentes de democracia como naciones democráticas en el mundo, que si bien comparten características comunes, no existe un modelo único de ella.

La manera más obvia de participar en el Gobierno es votar, o presentarse a las elecciones y convertirse en representante del pueblo.

Sin embargo, va mucho más allá, hay muchas otras maneras de participar en la política y el gobierno.

Puede expresarse en nuestra cultura al dialogar, tomar acuerdos y resolver problemas comunes.

En México, contamos con un sistema electoral democrático, competitivo y plural.

Este sistema, sustentado en el principio básico de “una persona, un voto” permite que todas y todos tengan la misma capacidad de incidencia frente a la política y así, ejercer de esta forma un control sobre el poder del Estado.

Te recomendamos: ¿Qué tan empático eres? La prueba del carrito de compras te dice si eres un buen miembro para la sociedad