EN Quintana Roo, 31 funcionarios han sido inhabilitados en los últimos 9 años.