José Luis Lorenzo, delegado de la comunidad de Xcalak, fue detenido junto con otra persona por las ocho ejecuciones que sucedieron en la población de Limones, sin embargo horas más tarde fue puesto en libertad ya que se retractó el testigo que lo incriminó.

Luego de la detención del delgado, habitantes de la comunidad se manifestaron en los Juicios Orales para exigir que José Luis Lorenzo fuera puesto en libertad. En las pancartas se podían leer mensajes como “Creemos en a inocencia de nuestro delegado de Xcalak” y “La inocencia no tiene nada que temer”.

Más tarde, el testigo que tenía la Fiscalía se retractó y un juez de control ordenó la libertad del delegado. Raro, ¿no?

Luis Lorenzo había sido detenido por su presunta participación en los ocho asesinatos que ocurrieron el pasado 31 de julio en la carretera Chetumal-Felipe Carrillo Puerto.