Derivado de últimos estudios realizados en Estados Unidos, donde se ha descubierto los males que conllevan los cigarrillos electrónicos y los denominados vapeadores, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias ha puesto “cartas sobre el asunto”, recomendando a la Cofepris jornadas de inspección en los diferentes estados.

Cabe destacar que dichos artefactos no son ilegales, sin embargo su regulación a través de sus especificaciones técnicas los pueden invalidar para el consumo público, tal fue el caso del decomiso de 67 dispositivos y 50 cartuchos en una tienda de la avenida López Portillo; y aunque la Cofepris reconoce que no es jurisdicción enteramente de ellos, harán lo necesario en función de aseguramiento ciudadano.