Las autoridades han declarado el estado de alarma en la región de Krasnokyarsk por el derrame de combustible de aviación en un lago, el segundo desastre ecológico en el Círculo Polar Ártico en menos de dos meses originado por la empresa Norilsktransgaz.

El accidente se debió a la despresurización de una tubería que tuvo una duración de 15 minutos y fue responsable del derrame de 44.5 toneladas de combustible. Los servicios de emergencia se han trasladado al lugar y la empresa ya ha suspendido los trabajos de transferencia de combustible.

Para evitar que el combustible llegue al río Bolshaya se han colocado siete barreras flotantes en el agua y en el terreno donde se produjo el derrame se han utilizado 1,130 kilogramos de material absorbente. Asimismo, se han instalando dos tanques de 50 metros cúbicos y dos bombas que permitirán retirar el combustible derramado.

Para extraer todo el material derramado, que hasta el momento se encuentra “localizado y no está extendiéndose”, en el lugar están trabajando 53 personas.

Por su parte, el Comité de Investigación de Rusia abrió un caso penal por violación de la protección del medio ambiente.

¿Qué opinas?

 

Te podría interesar: MUERE DELFÍN EN REDES DE PESCA ILEGAL EN HOLBOX