Kantunilkín.- Decenas de animales silvestres se han cocido, víctimas de los incendios forestales en el ejido de Kantunilkín y quedando atrapados en medio del fuego que, además, ha devastado más de 200 hectáreas de selva mediana y baja.

Lagartos y tortugas de sabana han perecido por las llamas de los incendios forestales, además de serpientes, venados, tepezcuintles, entre otros; y se corre el riesgo de que más animales silvestres mueran porque las llamas no paran a pesar de los esfuerzos de decenas de voluntarios que señalan que “solo la mano de Dios podrá poner fin a este devastado incendio”.

Los brigadistas contra incendios relataron que es triste ver los cadáveres de animales, prácticamente, cocidos por el incendio forestal “probablemente quedan desorientados al ver llamas por todos lados y no buscan su salida quedando atrapado entre las llamas”.

Autoridades de Protección Civil informaron que no pueden solicitar el apoyo de otros municipios para tratar de apagar las llamas del incendio debido a que todos están ocupados por el coronavirus “esperamos que llueva pronto para que nos ayude a apagar este voraz incendio para salvar a más animales y árboles”.