Se realiza una indagatoria por parte de La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), sobre la venta de terrenos federales y reservas territoriales que hizo Rosario Robles, cuando estuvo al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Esta investigación surgió a partir de denuncias presentadas tanto en los Registros Públicos, como contra Notarías, debido a irregularidades en las operaciones y registros de compra-venta de los terrenos.

Entre estas irregularidades, se encuentran operaciones ilegales en el Registro Público de la Propiedad del Estado de Quintana Roo, a cargo del ex Gobernador Roberto Borge, familiares, empresarios y prestanombres que se apoderaron de inmuebles en Cancún, Playa del Carmen y Cozumel. 

La indagatoria también contempla la gestión del antecesor de Robles en la dependencia, Jorge Carlos Ramírez Marín, actual Senador del PRI, además de  notarios públicos, empresarios del ramo inmobiliario, empresas fantasmas y funcionarios de Registros Públicos.