Holbox poco a poco comienza a formar un paraíso de la basura. La empresa Eco V, encargada de la recolección de los residuos de la isla perteneciente al municipio de Lázaro Cárdenas, ha declarado estar rebasados en capacidad de acumulación por 30 tantos de lo que se debería almacenar.

Esto es el resultado de una cadena de malas decisiones, o mejor dicho de nulas decisiones con respecto al tratamiento de basura. No hay alguna autoridad que haya puesto cartas en el asunto, dejando morir solo a la empresa Eco V, con un estado de fuerza de únicamente 30 personas.

Del total de 40 mil metros cuadrados, 32 están a tope y los 8 mil restantes se encuentran saneados por completo, contando con 75 mil toneladas de basura en el pequeño espacio al aire abierto. El riesgo de un desastre ambiental en la zona es latente por mucho; una lluvia podría detonar un foco de infección grave.

Según Eco V, se requieren cerca de 20 millones de pesos para realizar la limpieza necesaria y brindarle el espacio requerido al lugar. Sin embargo, autoridades como la alcaldía, Secretaría de Ecología y Medio Ambiente, Secretaría de Turismo de Quintana Roo y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, se han hecho de la vista gorda.