Cozumel.- Los artesanos de coral negro de la ciudad comienzan a sufrir afectaciones económicas derivado de las acciones que ha emitido el gobierno para evitar el contagio del virus Covid-19 en el municipio.

Tal es el caso del artesano con más de 40 años en este oficio, David Calderón Uc, quien es una de los afectados por la contingencia, pues sus ventas han caído al 100%, luego de las cancelaciones de cruceros al destino, así como el bajo flujo de turistas por vía marítima federal y diversas cancelaciones de clientes quienes ya no realizarán festejos particulares.

“Llevo semana y media que no concreto una venta de mis productos, ahora con la pandemia que estamos viviendo no tendré clientes hasta mediados del mes de mayo“, lamentó, a la par de mostrarse preocupado ya que esperaba con ansias el arribo de turismo nacional durante las vacaciones de Semana Santa.

Asimismo, reconoció que la cancelación de las Fiestas de El Cedral, por parte del gobierno municipal, golpea directamente a su negocio, ya que tradicionalmente acude junto con su familia para exponer sus piezas de coral negro, madera y piedra con la oportunidad de ofrecerlas a los visitantes que acuden a los festejos en honor a la Santa Cruz de Sabán.

Calderón Uc es el sustento de su hogar, aunque su esposa e hijos le ayudan en este oficio, por lo que reconoció que de agravarse la contingencia, Calderón Uc estima que cerrará su negocio y la recuperación será de varios meses.

“Entiendo que se tienen que tomar las medidas pertinentes, pero las autoridades todavía no nos han venido a explicar qué va a pasar con nosotros, nosotros vivimos de lo que ganamos a diario y esto es un golpe duro para nosotros los artesanos concluyó.

Ante la expectativa de lo que ocurrirá, agregó que junto con sus compañeros de trabajo continúan con sus labores cotidianas, añadiendo que han tomado medidas de prevención, como lo es el lavado constante de manos, uso de gel antibacterial y guardar distancia con otras personas.