La Revolución Mexicana es uno de los movimientos sociales más recordados, pero seguramente desconoces los siguientes datos.

¡Todos contra todos!

Por ejemplo, uno de los principales hechos curiosos es que no todos luchaban en el mismo bando. Aunque se cree que el pueblo se levantó en armas al mismo tiempo, en realidad fue “todos contra todos”, ya que fue la suma de diferentes rebeliones.

Humilde pero no tan pobre

Hay evidencia histórica de que Emiliano Zapata, mejor conocido como el caudillo del sur no era pobre, al contrario, este héroe de la revolución con tierras y caballos.

Sus contemporáneos contaban que además de gustar mucho de las mujeres, también disfrutaba de la comida francesa y el coñac.

¿Quién dijo “Tierra y Libertad”?

Otra imprecisión es la adjudicación de la icónica frase “Tierra y Libertad”, misma que es atribuida al general Zapata Salazar y que forma parte del lema y escudo del estado de Morelos.

Sin embargo, los creadores fueron Enrique y Ricardo Flores Magón, hermanos, escritores y periodistas que publicaban en oposición al gobierno de Porfirio Díaz.

Te puede interesar: 6 DICHOS MEXICANOS QUE SE RELACIONAN CON NUESTRO AMOR A LA COMIDA

Malteada de fresa para todos en la Revolución Mexicana

Aunque en la fotos Doroteo Arango o Francisco Villa parecen ser alguien de caracter fuerte, recio y de armas tomar, en realidad era un hombre de grandes contrastes.

Uno de los datos desconocidos es que era abstemio, es decir, que no probaba ni una gota de alcohol.

Por lo contrario, destruyó varias cantinas y amenazaba de muerte a todo aquel que dentro de su batallón intentara emborracharse, pues pensaba que era la principal causa de los problemas.

Su bebida preferida era la malteada de fresa, que acompañaba con helado de chocolate y maní, vicio que adquirió durante su estadía en El Paso, Texas.

La silla presidencial

Otro dato curioso que quedó en inmortalizado en una foto fue el encuentro entre el Caudillo del Sur y el Centauro del Norte, este último sentado en la silla presidencial.

Pero nuevamente, resulta que el famoso mobiliario no era en donde tradicionalmente reposaba el mandatario, sino otra que se encontraba en el salón.

Aún así, los testigos de ese día contaron que Zapata no se quiso sentar en ella, ya que todo aquel que lo hacía se levantaba con hambre de poder.

La verdadera Adelita

Hubieron muchas mujeres inmiscuidas en la organización de la Revolución, y aunque no todos sus nombres se encuentran grabados en los libros, éstas han sido representadas por la figura de Adelita.

Pero ella fue una mujer de carne y hueso, el dato histórico indica que se llamada Adela Velarde Pérez, nacida en Ciudad Juárez, el 8 de septiembre de 1900.

Y aunque tenía muchos pretendientes, prefirió sumarse al ejército de enfermeras que asistían a los revolucionarios heridos.

¿Qué opinas?

Te puede interesar: 6 AMULETOS CON LOS QUE SE PROTEGEN LOS MEXICANOS