La cúrcuma es una especia que se consume desde hace más de cuatro mil años, pero que poco a poco comienza a destacar con brillo propio.

Su principal uso es en el curry, ya que tiene un fuerte sabor, similar al jengibre, pero menos dulce y picante, incluso es ligeramente amargo.

La cúrcuma es endémica del Sudeste de Asia, crece en zonas cálidas con bastante lluvia y lo que consumimos es prácticamente la raíz.

En México, es más común encontrarla en polvo que, gracias a su capacidad antioxidante e inflamatoria, se han incorporado a smoothies y tés.

Sus propiedades medicinales le han otorgado la categoría de superalimento ya que se le atribuyen propiedades antiinflamatorios y antioxidantes.

Sin embargo, el contenido de curcumina en cada rizoma es bajo, por lo que usualmente se toma en extractos para ver sus efectos.

Este versátil condimento también ha demostrado mejorar la digestión, regular el sistema inmunitario y aliviar los dolores por artritis.

¿Cómo integrar la cúrcuma en tu dieta?

Te puede interesar: ¡PARA CADA OCASIÓN! 3 RECETAS PARA PREPARAR CHILES RELLENOS

Entera, molida, con leche, con cacao, con yogur… Esta especia puede utilizarse de múltiples formas y combinaciones.

La forma clásica de probar la cúrcuma es en el pollo al curry -ya mencionamos que es parte de los ingredientes principales- para empezar a prepararla, mezclaremos el pollo con cebolla y tomate en una sartén y posteriormente se añade la especia, añadiendo un color amarillo brillante.

Por último, añadimos nata líquida, yogur o leche de coco Para aportar cierta cremosidad a nuestro plato.

Pasta oriental

Una alternativa al modo de preparación italiano, con un toque picante procedente del jengibre y las guindillas.

Además del color y gran sabor que le aportará la cúrcuma, puedes añadir comino, clavo o cilantro, para que sea aún más exótico y suculento.

Lo importante es que no hace falta que uses una pasta especial de un establecimiento asiático, con la que encuentras en el supermercado puedes tener un rico plato.

Yogur griego con cúrcuma, limón y miel

Dijimos que la cúrcuma es muy versátil en la cocina, por eso también incluimos la receta de un postre.

Este yogur contiene los cítricos del limón y el dulzor de la miel acompañado del tono amargo y levemente picante que le aporta la cúrcuma.

Primero, debemos verter en un recipiente un yogur griego entero, al que sazonaremos con la cúrcuma que puede ser en polvo o en rama.

El siguiente y último paso es incorporar a la mezcla el limón y una cucharada sopera de miel.

Removemos bien hasta que todos los sabores se mezclen por completo y ya tendríamos nuestro postre.

Aventúrate a probar la cúrcuma con estas recetas y cuéntanos qué tal te fue con esta exótica especie.

Te puede interesar: 6 DICHOS MEXICANOS QUE SE RELACIONAN CON NUESTRO AMOR A LA COMIDA