¿Eres de las personas que se queda mirando el retrete al jalar de la palanca? Un estudio realizado a través de un modelado por computadora demuestra cómo la descarga del inodoro puede generar una pequeña nube de partículas que podrían contener el virus.

Un grupo de científicos de la Universidad de Yangzhou en China utilizó el modelado por computadora de Navier-Stokes y el método Volumen de fluido, para mostrar cómo el agua de la descarga de un inodoro podría rociar partículas de aerosol de hasta casi un metro de altura.

En el estudio, publicado en la revista científica “Physics of Fluid”  concluyó que la transmisión fecal-oral es una ruta de transmisión para muchos virus, incluido el SARS-CoV-2.

Diferentes médicos han demostrado que el coronavirus puede sobrevivir y replicarse en el sistema digestivo, por lo que es muy lógico que sea expulsado a través de las heces de los infectados.

Los físicos Yun-yun Li, Ji-Xiang Wang y Xi Chen han recalcado que a pesar de que es fundamental suprimir la propagación del virus a través del camino de la transmisión fecal-oral, los esfuerzos para mejorar la seguridad sanitaria son ineficientes.

Descargar el inodoro

Comprobaron que al descargar el inodoro se genera una fuerte “turbulencia” que podría “expulsar” partículas de aerosol con contenido del virus.

En cuanto a la velocidad de descarga, señalan que puede ascender hasta 5 metros por segundo (m/s), causando la expulsión de partículas de aerosol de la taza del baño, y que la velocidad de ésta aumenta cuando un inodoro se usa con frecuencia, es decir, si hay muchos de miembros de la familia en casa.

De acuerdo con el modelo computacional, se simularon dos procesos de descarga de inodoro, descarga de entrada única y descargar anular. Por otro lado, se utilizó el método del modelo de fase discreta (DPM) para modelar las trayectorias de las partículas de aerosol durante la descarga.

Los investigadores incluyeron tres recomendaciones para reducir las probabilidades de contagio por el inodoro:

 

  • Bajar la tapa antes de hacer la descarga, de esta forma no se pueden elevar las partículas que chocan con la tapa.
  • Limpiar el asiento del inodoro antes de usarlo, ya que las partículas flotantes de virus podrían haberse asentado en su superficie.
  • Lavar las manos cuidadosamente, ya que puede haber partículas del virus en la cadena del inodoro o en la manija de la puerta

Aunque el estudio realizado por los físicos chinos no puede demostrar que las medidas reduzcan la transmisión del virus SARS-CoV-2, muchos otros virus sí se transmiten por la vía fecal-oral.

Emplear buenas prácticas de higiene nos ayudará a no enfermarnos.