Los plásticos que están llegando desde otros países al Caribe no son el único problema que enfrenta Quintana Roo. Los cubrebocas se han convertido en la nueva basura que está contaminando nuestras playas a raíz del COVID-19.

La basura es generada por bañistas que los tiran en la playa o los pierden cuando ingresan al mar.

Cubrebocas contaminan las playas de Cancún

De cuerdo con la organización ciudadana Snorkeling For Trash, y quienes desde el mes de septiembre comenzaron a realizar jornadas de limpieza en las playas del estado, han encontrado decenas de cubrebocas. Estos artículos se han convertido en una nueva basura que está contaminando las playas y pone en peligro a las especies.

Los integrantes de la organización aseguran que cada fin de semana se recuperan decenas de cubrebocas en las playas de Cancún y Solidaridad.

“Decenas de cubrebocas o mascarillas desechables y reutilizables que tiran o pierden los bañistas y que terminan en el fondo del mar o en los arenales”, dijo un fundador de la organización.

Cabe señañar que las playas más contaminadas son las que colindan con los hoteles.

Te podría interesar: CUBREBOCAS UTILIZADOS PARA PROTEGERSE DE CORONAVIRUS ESTÁN CONTAMINANDO EL MAR DE HONG KONG

Basura proveniente de hoteles

Entre la basura que se encuentra en la playa de los hoteles son: copas de plástico, vasos desechables, latas, botellas de vidrio y plástico, envolturas de comida chatarra, ropa y toallas sanitarias.

También se han encontrado llantas, pruebas de sangres y billetes.

“Las playas de los hoteles están muy contaminadas y eso es increíble. Tú sabes la cantidad de dinero que generan los hoteles. No es complicado ni caro poner buzos a limpiar de vez en cuando o encargarte de que tu basura no llegue al mar”, asegura Daniel Rodríguez, uno de los fundadores de la organización.

Este es un claro ejemplo de la poca responsabilidad que tienen los bañistas al acudir a las playas.

Además, refleja la poca empatía con el medio ambiente y las personas. Encontrar los cubrebocas en el fondo del mar, sólo deja en evidencia que las personas no han aprendido a manejar este tipo de desechos que pueden infectar a otras personas.

Los cubrebocas no deberían considerarse una nueva basura en el mar. Necesitamos comprometernos con el medio ambiente y la salud de los demás.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: ENCUENTRAN PINGÜINO MUERTO POR INGERIR UN CUBREBOCAS