¿Eres de los que cambia aparatos electrónicos cada año?
¡Ten cuidado! Podrías estar contaminando al planeta más de lo que piensas.