Aunque muchos de nosotros ya habíamos planeado nuestro 2020 con anticipación, el COVID-19 llegó para modificar nuestros planes.

Si eres de las personas que tuvo que cancelar su vuelo por miedo a contagiarse o también eres de las que no sabe si tomar el próximo avión para continuar con los planes, aquí te decimos cuáles son las probabilidades de contraer el virus en un vuelo.

Según un análisis experto, las probabilidades de que contraigas COVID-19 son bajas -al menos hasta ahora- pues los aviones no han sido considerados lugares de propagación, aunque esto no quiere decir que volar sea un lugar súper seguro, siempre hay que tener sus precauciones.

El profesor de ciencias de la gestión en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, Arnold Barnett, cuantificó las probabilidades de contraer el virus en un vuelo.

En su análisis tomó en cuenta una serie de variables, incluidas las probabilidades de estar sentado cerca de alguien en la etapa infecciosa de la enfermedad y las probabilidades de que la protección de los cubrebocas falle.

Si bien sabemos que los aviones cuentan con un sistema de ventilación que permite renovar el aire, lo que significa que el flujo de aire va “de arriba” hacia “abajo” y hacia el compartimento de carga.

La conclusión de Barnett es que existe una probabilidad de una en 4,300 infectados de COVID-19 en un vuelo de 2 horas, es decir, en promedio, aproximadamente uno de cada 4,300 pasajeros contraerá el virus.

Además, si las aerolíneas dejan el asiento de en medio vacío, las probabilidades de contagiarse son aproximadamente la mitad, una de cada 7,700 pasajeros.

En cuanto a las probabilidades de morir de un caso contraído en vuelo, el experto descubrió que son aún menores, entre uno de cada 400 mil y uno de cada 600 mil, dependiendo la edad y otros factores de riegos. En comparación con el riesgo promedio de tener un accidente fatal en unas dos horas típicas en tierra.

Todos las probabilidades de contraer el virus suenan lo suficientemente bajos, aunque Barnett asegura que son altos en comparación con las probabilidades de una en 34 millones de que el vuelo termine en un accidente mortal.

Otros expertos

El Boston Globe informó recientemente que de 15 epidemiólogos y expertos en enfermedades infecciosas encuestados, 13 dijeron que no volarían en este momento; sin embargo, no estaba claro si tenían alguna razón para subir a un avión.

¿Entonces qué hago?

Entre las sugerencias de Barnett, lo ideal -si es posible- elegir una aerolínea que prometa mantener desocupado el asiento central. Eso reduce las probabilidades de contraer o transmitir el virus.

Recuerda que es importante analizar los factores riesgos-beneficios a cada lugar que vayas a visitar y también no olvides llevar contigo un kit de limpieza para desinfectar cada superficie que toques.

¿Cuál es el próximo destino?